jueves, abril 09, 2009

FAHRENHEIT 451


Leer este maravilloso libro significa comprender muchas cosas acerca de la lectura, por eso lo encuentro tan diferente de Un mundo feliz.

Estamos ante un estado dictatorial en el que todos están ciegos y ¡ay del que no está!

Los bomberos no apagan fuegos; queman libros.

Pero un día, uno de ellos, Montag, descubre algo en uno de ellos al conocer a una muchacha extraña y diferente.


En aquel momento, Clarise McClellan dijo:
-¿No le importa que le haga preguntas?¿Cuánto tiempo lleva trabajando de bombero?
-Desde que tenía veinte años, ahora hace ya diez años.
-¿Lee alguna vez alguno de los libros que quema?
Él se echó a reír.
-¡Está prohibido por la ley!
-¡Oh! Claro....

-¿Es verdad que, hace mucho tiempo, los bomberos apagaban incendios, en vez de provocarlos?
-No. Las casas han sido siempre a prueba de incendios. Puedes creerme. Te lo digo yo.
-¡Es extraño!Una vez oí decir qu hace muchísimo tiempo las casas se quemaban por accidente y hacían falta bomberos para apagar las llamas.
Montag se echó a reír.

( Ray Bradbury,Fahrenheit 451, Barcelona, Ediciones G.P.,1968)

3 comentarios:

AlexandreSM dijo...

¡Quiero leerlo!
Gracias por recordar este clásico, Arwen.

Dors-seldon dijo...

Uno de los últimos libros que me he leído que más me ha gustado... Me encanta como escribe este escritor. Crónicas marcianas, aunque me parecío un poco demasiado extraño, también me encantó. Es curioso, pero en ambos libros ha dejado con ganas de saber más sobre algunos personajes y sucesos...

Arwen dijo...

MªJosé, qué sorpresa. Tú por aquí... Cuánto me alegro de verte.
Os presento: Mi amigo Alexandre, mi amiga MªJosé. Jo, qué emoción.
A Alex le encanta leer, y estudia Veterinaria. Tiene una gata que se llama Violeta.
Mª José indaga por el mundo de la ciencia ficción, sobre todo, pero lee otras cosas, de todo, pienso, y estudia astrofísica en Granada.
¡Dos amigos comunes! Guay.