lunes, abril 20, 2009

Estados de ánimo, Mario Benedetti


Unas veces me siento
como pobre colina,
y otras como montaña
de cumbres repetidas,
unas veces me siento
como un acantilado,
y en otras como un cielo
azul pero lejano,
a veces uno es
manantial entre rocas,
y otras veces un árbol
con las últimas hojas,
pero hoy me siento apenas
como laguna insomne,
con un embarcadero
ya sin embarcaciones,
una laguna verde
inmóvil y paciente
conforme con sus algas
sus musgos y sus peces,
sereno en mi confianza
confiando en que una tarde,
te acerques y te mires..
te mires al mirarme.

1 comentario:

Arwen dijo...

La foto es preciosa. La composición es verdaderamente llamativa, sorprendente y tremendamente real. Digo real porque me parece que representa muy bien todo lo que al ver, imaginamos o vemos más allá de lo que no se ve.

Benedetti siempre tiene poemas bellos. Pesimistas a veces, pero tremendamentes hermosos. Este es sobrecogedor. Casi me siento identificada.

Gracias, Alex, por mostrarnos esta entrada tan singular.

Corre la voz por ahí de que este blog es muy bueno. No soy solo yo quien lo piensa.