jueves, julio 30, 2009

JUDE EL OSCURO de Thomas Hardy


En la peripecia de Jude Fawley -en el abandono de su mujer Arabella, en su renuncia forzosa a seguir estudios universitarios, en la relación ilícita y tortuosa que emprende con su prima Sue- Thomas Hardy quiso basar una fábula trágica con el propósito de mostrar que, como dice Diderot, la ley civil debería ser sólo el enunciado de una ley natural. Sin embargo, esta personal ilustración del conflicto entre la ley y el instinto fue acogida con escándalo hipócrita por sus contemporáneos. Tal vez el mundo -dice uno de sus personajes- no esté lo bastante iluminado para comprender una experiencia como la nuestra.

Mezclar matrimonio, religión y sexualidad abiertamente era peligroso en esa época (cómo debía ser si aún hoy a veces lo es), pero Hardy fue muy valiente exponiendo estos temas en la novela., creo que es la primera que leo del siglo XIX donde se habla sobre el divorcio Uno se pregunta que lleva a crear un fanatismo tan fuerte con la quema pública de esta obra por un obispo. Tuvo un rechazo tan fuerte este libro, que el autor quedó desolado y decidió no escribir más novelas, dedicándose únicamente a la poesía. Una verdadera pena.
La historia en sí no muestra cosas grotescas y con motivo para tanto rechazo. Es una historia de como nos vemos arrastrados por los convencionalismos de la sociedad, tanto que renunciamos al propio amor. Jude es una persona muy pasional, y su amor por Sue es tan fuerte que no le importa renunciar a sus sueños y arrastrarse al sufrimiento. Sue representa el sentimiento de culpa, a raíz de un hecho importante en la trama. Un amor tan intenso y no es comprendido, porque todos viven encerrados en los prejuicios.
En general me ha gustado más que Tess, sigue teniendo ese estilo rico, hermoso, describiendo los pueblos ingleses (el idílico Chrisminster), y la veo más completa. Aunque por ser una novela muy dura en algunas partes, hay que leerla con buen estado de ánimo.


***

"-¿Adónde nos vamos?-preguntó el pequeño Tiempo, preocupado.

-Partiremos en secreto... Iremos a Alfredston, o a Melchester, o a Shaston, o a Chrisminster. Y si no podemos ir a cualquier otro sitio.

-¿Y por qué tenemos que ir allá, padre?

-Porque hay una nube que se cierne sobre nosotros; aunque no hemos ofendido a ningún hombre, ni hemos corrompido a ningún hombre, ni hemos engañado a ningún hombre. Sino que hemos hecho lo que era justo a nuestros propios ojos."

"En los días en que su entendimiento fulguraba como una estrella, Sue había estado obsecionada por vagos y extraños desvaríos, en los que se figuraba que el mundo era como un poema o como una melodía compuesta durante un sueño; que era maravilloso para el espíritu semidormido, pero desesperadamente absurdo para el que estaba completamente lúcido; que la Primera Causa obraba automáticamente como un sonámbulo y no reflexivamente como un sabio, que en el ámbito de las condiciones terrestres parecía que jamás se había llegado a contemplar en las criaturas una perceptividad emocional tan desarrollada como la alcanzada por los seres pensantes y cultos. Pero la aflicción presta a las fuerzas contrarias una apariencia antropomorfa, y todas esas ideas habían dado paso, para Jude y para ella, a un sentimiento de huida ante un perseguidor."

3 comentarios:

cutimarela dijo...

Pues creo que me voy a atrever con él ;D

Arwen dijo...

Me encanta. Me lo apunto. Sin duda es buenísimo.

AlexandreSM dijo...

Pues no os vais a arrepentir de cogerlo. :)