miércoles, julio 08, 2009

El fantasma de Canterville, Oscar Wilde


El fantasma de Canterville es muy famoso, el relato más popular del escritor, pero he tenido la suerte de empezarlo sin conocer su argumento. De hecho, pensaba que me encontraría con un relato escalofriante de fantasmas, un terror convencional, pero no ha sido así. Me ha sorprendido con muchas partes cómicas en los varios intentos frustados del fantasma de Sir Simon de Canterville de aterrorizar a los habitantes del castillo, quienes miran con indiferencia lo sobrenatural, y que incluso llegan a burlarse de él. Tras esto también hay una cierta crítica social. Me quedó con la reflexión del final que dice que al final el amor puede más que la propia vida y muerte, y con la dulce Virginia.

***
"Al día siguiente el fantasma se sintió muy débil, muy cansado. Las terribles emociones de las cuatro últimas semanas empezaban a producir su efecto. Tenía el sistema nervioso completamente alterado, y temblaba al más ligero ruido. No salió de su habitación en cinco días, y concluyó por hacer una concesión en lo relativo a la mancha de sangre del parquet de la biblioteca. Puesto que la familia Otis no quería verla, era indudablemente que no la merecía. Aquella gente estaba colocada a ojos vistas en un plano inferior de vida material y era incapaz de apreciar el valor simbólico de los fenómenos sensibles. La cuestión de las apariciones fantasmas y el desenvolvimiento de los cuerpos astrales era realmente para ellos cosa desconocida e indiscutiblemente fuera de su alcance. Pero, por lo menos, constituía para él un deber ineludible mostrarse en el corredor una vez a la semana y farfullar por la gran ventana ojival el primero y el tercer miércoles de cada mes. no veía ningún medio digno de sutraerse a aquella obligación. Verdad es que su vida fue muy criminal; pero, quitado eso, era hombre muy concienzudo en todo cuanto se relacionaba con lo sobrenatural. Así, pues, los tres sábados siguientes atravesó, como de costumbre, el corredor entre doce de la noche y tres de la madrugada, tomando todas las precauciones posibles para no ser visto ni oído."

4 comentarios:

Cyllan dijo...

Te lees todo lo que me gusta jolines jaja. Este relato a mí me pareció una comedia genial. Yo me partía con el pobre fantasma. Wilde lo mejor que tiene es su ironía criticando la sociedad de su tiempo, pero cuando se pone a hacernos reir se sale también.

AlexandreSM dijo...

Pues sí tiene unos momentos muy buenos con el fantasma.

Saludos.

Arwen dijo...

Hola amigos. Pues sí, me encanta El fantasma de Canterville. Me lo leí hace millones de años. Vale. Hace tanto no, pero, ¿os acordáis de cuando salieron los libritos en formato mini de Alianza Cien que valían cien pesetas? Jo, qué vieja me sientooooooooooooo.

Bueno, Alex, otra de nuestras lecturas comunes. Una reseña estupenda. Nos queda leer el resto de los relatos. Muy chulo para empezar este.
Los demás no nos pueden defraudar. Ya sabes que el mismísimo Wilde decía que sabía que era un genio.

Saludos, Cyllan, que es un placer verte por aquí.

Cyllan dijo...

Me acuerdo de esos libros jajaja :P