martes, diciembre 22, 2009

LOS HOMBRES QUE NO AMABAN A LAS MUJERES de Stieg Larsson


Harriet Vanger desapareció hace treinta y seis años en una isla sueca propiedad de su poderosa familia. A pesar del despliegue policial, no se encontró ni rastro de la muchacha. ¿Se escapó? ¿Fue secuestrada? ¿Asesinada? El caso está cerrado y los detalles olvidados. Pero su tío Henrik Vanger, un empresario retirado, vive obsesionado con resolver el misterio antes de morir. En las paredes de su estudio cuelgan cuarenta y tres flores secas y enmarcadas. Las primeras siete fueron regalos de su sobrina; las otras llegaron puntualmente para su cumpleaños, de forma anónima, desde que Harriet desapareció. Mikael Blomkvist acepta el extraño encargo de Vanger de retomar la búsqueda de su sobrina. Periodista de investigación y alma de la revista Millennium, dedicada a sacar a la luz los trapos sucios de la política y las finanzas, Blomkvist está vigilado y encausado por una querella por difamación y calumnia presentada por un gran grupo industrial que amenaza con arruinar su carrera y su reputación. Contará con la colaboración inesperada de Lisbeth Salander, una peculiar investigadora privada, socialmente inadaptada, tatuada y llena de piercings, y con extraordinarias e insólitas cualidades.


Por fin le llegó el turno a esta novela, que ha leído casi todo el mundo, con una fantástica Estocolmo de fondo. La verdad es que tenía curiosidad viendo el entusiasmo que despertaba en el foro y el fenómeno literario que ya es en Europa. La verdad es que no me ha decepcionado, como novela de misterio creo que está bastante bien construida, y va revelando detalles que te mantienen enganchado hasta el final. Lo que me ha frenado un poco y hace que no le de el sobresaliente al libro, por así decirlo, es que algunos personajes quedan bastante por debajo de algunos y algunas partes de las historia no me despertaron mucho interés, básicamente lo referente a la historia personal de Mikael Blomkvist . Así que dejaré pasar un tiempo antes de continuar con la segunda parte de la trilogía, que la continuaré para saber que es de Lisbeth.
Desde que la conocí en la agencia de Dragan, supe que Lisbeth Salander era un personaje especial, y mi opinión se confirmó a lo largo del libro. Esta chica merece todos mis respetos por como sale de las situaciones y sus recursos… Su historia sumada a los entresijos de la familia de los Vanger y el misterio de Harriet, fue lo que me mantuvo en vilo con esta novela.
Es una pena que Stieg Larsson no viviera para ver el éxito de sus libros y la repercusión de sus adaptaciones cinematográficas.
***
“A Armanskij le costaba hacerse a la idea de que su investigadora estrella fuera una chica pálida de una delgadez anoréxica, pelo cortado al cepillo y piercings en la nariz y en las cejas. En el cuello llevaba tatuada una abeja de dos centímetros de largo. También se había hecho dos brazaletes: uno en el bíceps izquierdo y otro en el tobillo. Además, al verla en camiseta de tirantes, Armanskij había podido apreciar que en el omoplato lucía un gran tatuaje con la figura de un dragón. Lisbeth era pelirroja, pero se había teñido de negro azabache. Solía dar la impresión de que se había levantado tras haber pasado una semana de orgía con una banda de heavy metal.
En realidad, no tenía problemas de anorexia; de eso estaba convencido Armanskij. Al contrario: parecía consumir toda la comida basura imaginable. Simplemente había nacido delgada, con una delicada estructura ósea que le daba un aspecto de niña esbelta de manos finas, tobillos delgados y unos pechos que apenas se adivinaban bajo su ropa. Tenía veinticuatro, pero aparentaba catorce. ”

3 comentarios:

César dijo...

Yo me he pedido la trilogía a los reyes...xD, pues no quiero ser el único español que no se lo haya leído, jejeje

Espero que me de al menos la misma sensación que a ti

Feliz Navidad Alex!

AlexandreSM dijo...

Pues espero que te guste, en general es una novela de misterio que merece la pena.
Feliz Navidad para ti también César;)

Un abrazo.

Cyllan dijo...

Me empaché sólo con este primero, así que no leeré los demás. Me parece una bonita forma de perder el tiempo, muy entretenido y adictivo pero no me aportó nada más.