viernes, mayo 16, 2008

LOS CIEN MIL HIJOS DE SAN LUIS de Benito Pérez Galdós


LOS CIEN MIL HIJOS DE SAN LUIS es la expresión irónica y popular con que fue designado el ejército francés que, a las órdenes del duque de Angulema, invadió España en 1823 para imponer nuevamente, tras el llamado «trienio constitucional», el régimen absolutista. Engarzado con la peripecia novelesca, presenciamos el inexorable avance de esta fuerza que acabó con la Constitución gaditana de 1812 en el mismo lugar donde ésta vio la luz.

Los cien mil hijos de San Luis, cuyo manuscrito terminó Don Benito en febrero de 1877, narra como indica el título la incursión de las tropas francesas en España, en un momento convulso entre las dos partes. Este es uno de los episodios más dinámicos de la Segunda Serie. De la mano de Jenara de Baraona recorremos la corte de Luis XVII, para luego acompañarla a su retorno a España, pasando por la ya destruida e incontrolable Madrid, para luego viajar a Andalucía, primero a Sevilla donde se hace una bella recreación, y luego a Cádiz, donde concluye esta historia con un desenlace muy impactante al estilo de este autor. Galdós describe todo con un gran rigor para finalizar con el triunfo francés y la liberación de Fernando VII, así como la figura histórica de Angulema. La voz narradora de Jenara sorprende bastante en este episodio, descubrimos aspectos de este personaje hasta antes impensables. Sin duda, Jenara es la protagonista en el triángulo que establece con Soledad y Salvador Monsalud. Para comprender a este personaje es imprescindible leer este episodio.

***

“¡Espectáculo conmovedor! La regia falúa, cuyo timón gobernaba el almirante Valdés, uno de los más gloriosos marinos de Trafalgar, se acercaba al muelle. En ella venía toda la familia real, la Monarquía histórica secuestrada por el liberalismo. La conciliación ideada por cabezas insensatas era imposible, y aquellos regios rehenes que la Nación había tomado eran devueltos al absolutismo, contra el cual no podían prevalecer aún los infiernos de la demagogia. En una lancha volvían del purgatorio constitucional las ánimas angustiadas del Rey y los Príncipes. “

"En ti acabó mi felicidad; en las espinas de tu camino dejé clavado mi corazón chorreando sangre. Fuiste mi calvario y la piedra resbaladiza de mal agüero donde caí para siempre, cuando más orgullosa marchaba. Fuiste el tajo donde el cielo puso mi cabeza para asegurar el golpe de su cuchilla; pero con ser obra del cielo mi castigo, ¡te odio, execrable pueblo de bandidos! ¡Sepulcro de mi edad feliz, no puedo verte sin espanto, y mientras tenga lengua, te maldeciré! "

"Bastó que oyera pronunciar su nombre, que me le anunciaran vivo para que se verificase en mí un brusco retroceso a los días de mi felicidad y de mi desgracia. El tiempo volvió atrás; las figuras veladas perdieron la sombra que las encubría; las apagadas palabras que sólo eran ya ecos confusos, volvieron a sonar como cuando eran la música a cuyo compás danzaba con la embriaguez de la pasión mi alma. ¡Cuánto me había engañado y qué juicios tan erróneos hacemos de nuestros propios sentimientos y de todo aquello que está lejos! Nos pasa lo mismo que al ver las lontananzas de la tierra, cuando confundimos con las vanas y pasajeras nubes los montes sólidos e inmutables que ninguna fuerza humana puede arrancar de sus seculares asientos"

"¡Sevilla! ¡De qué manera tan grata hería mi imaginación este nombre! ¡Qué idealismo tan placentero despertaba en mí! No creo que nadie haya entrado en aquel pueblo con indiferencia, y desde luego aseguro que el que entre en Sevilla como si entrara en Pinto es un bruto. ¡El Burlador, D. Pedro el Cruel, Murillo! Bastan estas tres figuras para poblar el inmenso recinto que es en todas sus partes teatro de la novela y el drama, lienzo y marco de la pintura. ¡Y hasta las pinturas sagradas son allí voluptuosas!"

5 comentarios:

Su dijo...

Mi niñoooo ¡me encantan tus comentarios de los Episodios!

Bicos ;)

Anónimo dijo...

Wow! ¡Gracias! Siempre quise escribir en mi sitio algo así. ¿Puedo tomar parte de tu post en mi blog?

Anónimo dijo...

después de Niza. Gracias

Anónimo dijo...

Hi there, I found your blog via Google while searching for first aid for a heart attack and your post looks very interesting for me.

Anónimo dijo...

me gusta exactamente cómo usted recibirá su nivel a lo largo