miércoles, agosto 01, 2007

EL EXORCISTA de William Peter Blatty






Publicada en 1971 por vez primera, El exorcista es una de las novelas más sobrecogedoras y terroríficas jamás escritas. Blatty se basó en un hecho real ocurrido en la década de 1940 para crear a su protagonista, una niña de apenas once años que sufre terribles transformaciones, sobre todo en su comportamiento. Ni médicos, ni científicos, ni psicólogos serán capaces de hallar la causa de tal estado y paulatinamente todo apuntará a la hipótesis de que la niña está poseída por el demonio.

Esta novela llevaba tiempo deseando leerla, sólo que no se me había presentado la ocasión. Considero la versión cinematográfica (en mi opinión una adaptación muy buena, es curioso releer pasajes del libro y ver como los diálogos de la película son prácticamente iguales) una obra maestra del cine, se encuentra entre mis películas favoritas. El autor adaptó muy bien el guión. Como suele suceder el libro me fascinó aun más que la película. Probablemente se trate de la historia más sobrecogedora que he leído, como en la película está llena de pasajes escalofriantes, solo que en la narración el terror es más sutil, un horror con ambiente inquietante, psicológico. Escalofriante la figura del demonio, como somete a todos al daño psicológico. Me encantó la fase final, impactante la lucha durante el exorcismo. De los personajes mi favorito es el padre Carras, me parece un personaje bastante profundo, con mucha carga psicológica en la novela.
Una de las mejores novelas que he leído dentro del género, muy recomendable.

***




“Creo que el objetivo del demonio no es el poseso, sino nosotros…los observadores…cada persona de esta casa. Lo que quiere es que no desesperemos, que rechacemos nuestra propia humanidad, que nos veamos a la larga como bestias. Como esencialmente viles e inmundos, sin nobleza, horribles, indignos, Y tal vez ahí esté el centro de todo: en la indignidad. Porque yo pienso que creer en Dios no tiene nada que ver con la razón, sino que es una cuestión de amor, de aceptar la posibilidad de que Dios puede amarnos”




“Regan tenía los ojos desmesuradamente abiertos y parecía retroceder frente a algo odioso, terminante, chillando ante el terror del desenlace. Luego de pronto la cara diabólica se apoderó de ella una vez más, la inundó. La habitación se llenó de hedor insoportable y un frío helado se filtró por las paredes. Los golpes cesaron y el penetrante grito de terror de Regan se convirtió en una risa gutural y canina, de victoria furiosa. Rugía con una voz profunda, ensordecedora.”

3 comentarios:

Violeta dijo...

Sabes lo curioso?? Yo no he podido ver la peli nunca, es que me da miedillo, jajajaja. Sin embargo, el libro si me lo leí, y la verdad es que me encantó!!! Ver para creer!!!!
Besos

SU dijo...

Yo he intentado ver la peli varias veces (he probado incluso a verla sin sonido, que lo que más miedo me da es la voz de la niña), pero no hay manera, se me ponen los pelos de punta (literalmente) :S

Un bico

Edmundo dijo...

Pues hay que verla, que la peli es una obra maestra jeje. Al final vereis que merece la pena. Gracias por escribirme.

Abrazos.