miércoles, septiembre 16, 2009

Un encuentro entre amigos

Cuando estoy entre los bosques te recuerdo, querido amigo. Más bien debería decir que te echo de menos. Formando parte de un mismo mundo tan fantástico y nos hallamos tan lejos...
Sé que hay quien no comprende nuestra hermandad, y es que para eso hay que remitirse a aquella noche mágica en que nos encontramos asustados por nuestra osadía al asomarnos al borde de
aquellos libros para salir, y el hecho que sucediera a la vez y nos asustásemos más por esta prohibición que ambos teníamos fue más divertido que aventurarnos a ver ese Universo Paralelo que los hombres habitan y se llama realidad. Las mentes de los humanos dormían y quisimos explorar su mundo real, y qué decepción...
Decidimos que es mucho mejor pertenecer al de sus sueños y esperanzas, ¿no es cierto, Atreyu? ¿Y cómo son tan limitados que creen que nosotros también tenemos fronteras que nos separan? Tú y yo somos como hermanos y nunca nos separaremos, pues nuestra amistad es un vínculo tan fuer.te que nadie podrá ya cambiar jamás. Tú me enseñaste parte de tu lejano mundo, y es Fantasía tan absolutamente infinita, qué maravilla, ¿cómo no creen los demás que no pertenezco yo también a ella?
Yo te enseñé donde suelo esconderme y dormir entre los bosques, ya sabes que me gusta la niebla porque puedo ver y me siento reconfortada. Así soy invisible, estoy protegida. A nadie le conté nuestra amistad. Lo hice una vez y no me creyeron. Pensaron que había tomado demasiado licor de arándanos.
Recuerda el código de la llamada. Una vez que la oiga saldré a tu encuentro y también sucederá al revés, Atreyu. Nos tenemos el uno al otro. Es muy importante. No he conocido a nadie que diera tanto el uno por el otro en este mundo.
Atreyu, mi hermano valiente, no vuelvas a cruzar el pantano de la tristeza, pues tan sediento está de almas que incluso de la alegría se nutre. No lo cruces. Por eso vine para avisarte.

Sigue con valor tu camino que yo seguiré a tu lado.
Con todo mi corazón, tu hermana:
Arwen.

2 comentarios:

AlexandreSM dijo...

Arwen tus palabras son tan bonitas que me han emocionado. Es un privilegio tener toda Fantasía para recorrer desde nuestra amistad, y sólo llamar para que acuda el otro.

Un abrazo.

Arwen dijo...

Por supuesto, Atrey, ¿es que no lo recordabas? :-) ¡¡¡Pero qué olvidadizo eres. Te haré un plano por si acaso. Muchos saludos, hermano gemelo. Besos.