miércoles, septiembre 03, 2008

Grandes películas (I): Amelie (2001)


Amelie no es una chica como las demás. Ha visto a su pez de colores deslizarse hacia las alcantarillas municipales, a su madre morir en la plaza de Notre Dame y a su padre dedicar todo su afecto a un gnomo de jardín. La vida de Amelie es sencilla: camarera de un café parisino, le gusta tirar piedras al sena, obsrvar a la gente y dejar volar su imaginación. De repente, a sus veintidós años, Amelie descubre su objetivo en la vida: arreglar la vida de los demás. Inventa toda clase de estrategias para intervenir, sin que se den cuenta, en la existencia de varias personas de su entorno, cada cual más atípica. Pero su misión puede hacer peligrar la búsqueda de su propia felicidad...


Amelie es de esas películas que recomendaría a todo el mundo, al menos se debería ver una vez. Desde el comienzo te introduces en el cuento con la voz del narrador, tiene algo mágico. La película consigue que sonrías (tal como la bella sonrisa de la protagonista). El reparto es magnífico, desde los propios protagonistas hasta todos los personajes que rodean la vida de Amelie. La cinta recibió numerosos premios internacionales.
Bueno Gustavo como sé que te gusta un poco esta película te dedico esta entrada.

1 comentario:

Carlota Brown dijo...

Cuando vi Amelie por vez primera me gustó, pero me dejó bastante perpleja. Había algo que me desagradaba, no sabía qué. La vi de nuevo, suelo hacer esto, darme segundas oportunidades, pues creo que la culpa es mía y no defecto del libro o de la película y me gustó un poco más, pero no es de las mías.
Aunque reconozco que la película tiene magia, una historia increíble, una protagonista entrañable y es finalmente brillante.