sábado, marzo 08, 2008

OPORTUNIDAD


Estos días han sido de los más duros de mi vida, el lunes pasado por la noche perdí a Gabo, y a su pérdida se sumo revivir todo el dolor que sufrí con la muerte de Laurana en diciembre y la frustración por no poder realizar este año universitario (la autoculpa por el fracaso). En estos días he pensado muchas cosas, muchas horas de soledad e infierno personal. Llegué a pensar en borrar el blog y acabar con todo lo que estaba haciendo, volvió el fantasma del suicidio, pero me he dado cuenta de que el blog puede o podrá aportarme muchas cosas. Escribir en el pasado me ayudó y ahora no tendría porque dejar de hacerlo. Así que he decidido darme una oportunidad a mí mismo y seguir escribiendo. El dolor está ahí, pero si pienso en cosas como en mi gata Violeta (en honor a la persona que bautizó este blog), que goza de una gran salud y vivirá muchos años con buenos cuidados, y en toda esa gente que tengo detrás pendientes de mí, mis lectores empedernidos, que nunca me abandonarán y de los que me siento privilegiado por contar con su amistad, creo que esto se me hará más llevadero. Son personas que han estado ahí en los malos momentos y no me han dado la espalda. Por personas como estas, merece la pena luchar. Pero también debo pensar en mí como individuo y aprender a proyectar las cosas positivas que tengo, la autoestima. Ahora que me he decidido, tras el fuerte golpe, emprendo un camino en el que debo olvidar los daños que me hicieron y a las personas que dejaron de aportarme cosas.

5 comentarios:

Jesús dijo...

Hola, Alex.

Me ha emocionado leer esta entrada del blog. Ante algunas de las cosas que escribes, no he podido evitar sentirme impotente, querer ayudar y no poder... Es una sensación extraña y dura a la vez, como querer alcanzar algo y saber a la vez que va a ser casi imposible.

Por eso, junto con ese sentimiento, me ha alegrado ver la decisión que has tomado, sacar adelante tus proyectos como vía principal para salir también tú mismo adelante. Eres una persona con un corazón enorme, cuya amistad y ayuda hacia los demás es incapaz de valorarse porque la amplitud de la misma, y que mereces que la vida te vuelva a dar una nueva oportunidad.

Confío en que no tarde en llegar, porque este chico gaditano está deseando volver a reencontrarse con el Alex que conoció hace algún tiempo, al que sigo reconociendo aquí, pero sin sonreír. Lucha por esa sonrisa, la encontrarás.

Un abrazo, campeón.

Junior.

Violeta dijo...

Animo, Alex!! Hay veces que nos pasan cosas que nos hacen caer en picado, y por desgracia nunca vienen solas!! Solo debes agarrarte a algo estable, y si esa cosa estable se vuelve a ir al garete, agarrarte a otra.. Todo irá bien!! Se fuerte!!!

Llamaste a tu gatita, Violeta??? Que ilusión!!!!!!!!!!!!
Seguro que a partir de ahora todo irá bien.
Un besazo y muchos animos!!!

Edmundo dijo...

Muchas gracias chicos, de corazón.
Sí, Violeta, la bautice a tu honor.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Concédete primero el don de tu bienestar personal para que luego alcances el de la libertad.
Para volar hay que hacer prácticas,tener buenos maestros y conocer muy bien el terreno.
En pocas semanas lo conseguirás, pero si notas que no puedes, no te esfuerces y rompas el hilo. Deja que tu sexto sentido te vaya guiando con paso firme.Cuando veas la otra orilla, pisa fuerte y agárrate. Es el comienzo que elije tu propio ser.

elchicoanalogo dijo...

Querido Alex,

Nada de borrar el blog, lo hice con Antártida y aún me doy cabezazos. Como bien dices te puede ayudar a sentirte mejor, a ocupar tu cabeza en otras cosas, tu pasión por la lectura, la música, te puede hacer ver parte de las cosas buenas que tienes. Así que no lo abandones.
Alex, merece la pena luchar por uno miso, también por lo demás, por no perderse la buena gente que te rodea, pero sobre todo por uno mismo, porque uno merece vivir la vida con todas sus consecuencias, con las alegrías y los dolores, y aprender de ella y disfrutarla. Y no te puedes perder eso.
Ahora no estoy muy bien de autoestima, ya sabes, estoy trabajando en ello tras la ruptura, pero los demás me ayudan a ver lo que hay de bueno en mí. Alex, eres una gran persona, solidaria, cercana, con un corazón inmenso e inteligente. Es algo que no debes olvidar.
Un abrazo inmenso y mucha fuerza